domingo, 20 de abril de 2008

MEMORIA HISTÓRICA: UN CASO DE LA UNIVERSIDAD ITALIANA


La Ley de Memoria Histórica tiene que aplicarse a lo largo de esta legislatura en España. Uno de los espacios públicos en donde sin duda debe proyectarse es la universidad. Placas conmemorativas, nombramientos de doctor honoris causa, y tantas otras circunstancias de enaltecimiento del franquismo desde el servilismo académico y la depuración del profesorado desafecto al Régimen, deben ser eliminadas. A buen seguro éste será un terreno de acción en el que tendremos que encontrarnos con argumentos típicos desmotivadores de esta obligación legal y política sobre la base de su carácter "extemporáneo" y "contraproducente".
Desde Italia ahora - la Italia del triunfo de Berlusconi y de sus aliados neofascistas de Fini y regionalistas xenófobos de Bossi - llega una noticia cuando menos inquietante que nos envía Umberto Romagnoli y que puede arrojar alguna pista sobre la desmovilización democrática que acecha a la reivindicación política de la memoria antifranquista. La Universidad de Bari, creada por Il Duce en 1925, fué dedicada al dictador y se le nombró Universidad Benito Mussolini. Aunque esta denominación fué lentamente desapareciendo de los membretes oficiales a partir de 1945, nadie ha considerado oportuno revocar esa denominación hasta que el rector actual de la Universidad propuso a la Facultad de Derecho que adoptara la moción de cambiar el nombre y la dedicación de la Universidad por el de Aldo Moro, alumno y profesor en la misma durante treinta años. La Junta de Facultad de Derecho, al debatir esta propuesta rectoral, decidió, por abrumadora mayoría, rechazarla por tratarse Aldo Moro de "un hombre de partido", incompatible con la posición de neutralidad valorativa que corresponde al jurista. De esta manera la mayoría de la Facultad de Derecho de Bari encuentra "posiciones de parte" incompatibles con la misión del jurista a quien fué presidente del gobierno partidario del compromiso histórico con el PCI y resultó asesinado por las Brigadas Rojas, pero sin embargo ese mismo Ateneo no encuentra ningun problema en seguir manteniendo la advocación de su Universidad bajo Benito Mussolini, a quien al parecer no puede imputarse esa parcialidad que si se predica del político democrático.

Es sólo una señal de los nuevos tiempos. Es cierto que el fascismo tuvo históricamente un apoyo de masas en Italia, pero en estos nuevos tiempos de derrota de la izquierda en aquel país, la reivindicación de la memoria y el antifascismo frente al revisionismo y la amnesia, es un objetivo irrenunciable. Allá y aquí.

1 comentario:

Servidores dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Servidor, I hope you enjoy. The address is http://servidor-brasil.blogspot.com. A hug.