miércoles, 2 de abril de 2014

UNA NUEVA MOVILIZACIÓN SOCIAL MAÑANA, 3 DE ABRIL 2014.









La Cumbre Social y los sindicatos CCOO, UGT y USO convocan mañana manifestaciones en más de sesenta ciudades españolas – la práctica totalidad de las capitales de provincia y otras ciudades importantes, aunque esa convocatoria para Girona y Barcelona se desliza al día 6 - contra las políticas de austeridad y de recortes que se desarrollan en Europa al dictado de las autoridades político-financieras. Como dice el manifiesto de la convocatoria, estas políticas, llevadas a cabo en nuestro país por parte del gobierno de Rajoy, “han incrementado las desigualdades, el paro, la pobreza y la exclusión social, al tiempo que se ha producido un progresivo desmantelamiento del Estado de bienestar y la eliminación de derechos sociales y laborales. Frente a estas políticas de extrema gravedad, las manifestaciones buscan forzar un cambio de rumbo para reactivar la economía, crear empleo y reforzar los sistemas públicos de protección social”.

Se trata de una movilización impulsada a nivel europeo por la Confederación Europa de Sindicatos, que pretende mantener una presión en la calle y en las instituciones antes del 25 de mayo, fecha de las elecciones al parlamento europeo, en donde se juegan los ciudadanos europeos un cambio de políticas, una posibilidad bien cierta de emplear los nuevos poderes del Parlamento para impedir la continuidad de los planteamientos neoliberales que “están haciendo estragos en el empleo y atacan el modelo social europeo", como ha afirmado el Presidente de la CES, Ignacio Fernández Toxo. Ese conjunto de manifestaciones deberían confluir en una concentración unitaria en Bruselas, el 4 de abril. El escalonamiento de la acción de movilización se puede apreciar en que, como viene siendo habitual, algunos países se separan de estas fechas y se concentran en otras, como en el caso de Francia, en donde se prepara una importante manifestación anti-austeridad para el día 12 de abril, sábado. 

El manifiesto (que se puede descargar en http://www.ccoo.es/comunes/recursos/1/1807569-Manifiesto_3_de_abril.pdf ), recoge la reivindicación clave de esta campaña de la CES. La aprobación de un programa de inversiones en infraestructuras, I+D, servicios públicos de calidad y rehabilitación de vivienda social, que implique el crecimiento del 2% del PIB europeo cada año durante diez como forma de revertir la situación de desigualdad y de injusticia creada. Lo que se ha llamado un nuevo “Plan Marshall” para Europa que debe implicar el fin de la devaluación salarial y de los recortes en el gasto público y el refuerzo correlativo de las prestaciones públicas y de las redes de protección social. 

El objetivo declarado de esta campaña es el de influir sobre los parlamentarios en el proceso electoral en ciernes y en los programas que estos defienden, hacer evidente que no puede seguir manteniéndose una política europea que rompe y separa a los países que la componen, que abre la espita de la xenofobia y de la discriminación entre las personas que se desplazan en busca de trabajo por las fronteras de la Unión, que considera el no trabajo de millones de personas una condición de recuperación de la tasa de ganancia y que quiere llevar al mercado el grueso de las necesidades sociales. Una política pues  que genera desigualdad entre norte y sur y en el interior de cada estado, con especial daño a los trabajadores y trabajadoras y a la ciudadanía. Y que la izquierda política tiene que enfrentar e invertir.

En España, están muy próximas las impresionantes movilizaciones de la Marcha de la Dignidad del 22 de marzo, en donde se manifestó un clamor ciudadano contra la forma de gobierno no democrática y la necesidad de un cambio de rumbo radical. Como se puede apreciar, la presión sobre la acción de gobierno y su encuadre en el marco europeo, continua en las manifestaciones de mañana. Es importante seguir la tensión en la calle, ocupar el espacio público y presionar por la recuperación de un momento constituyente no sólo en lo político y en lo social, sino en el campo específico de las relaciones laborales y su regulación jurídica. Ese es el envite que se presenta mañana en tantos lugares de España. Un servidor lo hará en Sevilla, desde Puerta Jerez hasta la Plaza Nueva.Acompañando a tantas y tantos compañeras y compañeros.


2 comentarios:

Cecilia Pérez Correa dijo...

Comenzaría por desmantelar la perversa denominación de políticas de "austeridad" como la llaman los gobiernos neoliberales a las acciones de destrucción del empleo y del estado de bienestar que supieron conseguir, ello porque la palabra austeridad puede tener una significación positiva, que en nada se vincula con la realidad que deben enfrentar los pueblos de la UE, luego reivindicaría la bandera de la movilización felicitándolos por la prop
uesta, por ser a mi ver, la única herramienta eficaz para la ocasión, paralizando Europa toda hasta logra torcer el rumbo suicida que lleva. Abrazo fraterno y estoy donde están.

Anónimo dijo...

Totalmente con Pérez Correa. Me remite a Berlinguer, a quien nuestos amados jefes no han leído todavía. Saludos, Pepe Luis López Bulla (desde Polopos)