jueves, 6 de agosto de 2009

DESDE GALICIA (I)



Las vacaciones han comenzado ya y son sagradas, como ha dicho el Cardenal Cañizares. Pero no deben impedir, según el guardián entre el centeno de este blog, el Maestro Ferino de Isla, la continuidad de sus entradas, aunque normalmente reposadas en atención al ocio estival. De esta forma, de común acuerdo Simón Muntaner y un servidor, hemos decidido crear una serie de entradas ágiles e intranscendentes, como dicen que se debe realizar en esta temporada de consumo conspicuo de descanso. La llamamos Desde Galicia por razones obvias, dado que esta es la localización geográfica desde donde son escritas, y asimismo el límite material de las mismas, puesto que la serie se terminará a comienzos de septiembre, como el período de descanso anual.

En esta semana pasada se terminó un muy interesante curso en El Escorial sobre la memoria histórica organizada por AMESDE y dirigido por el magistrado Ramón Sáez, que en la fotografía aparece junto a Carlos Berzosa, el rector de la Universidad Complutense, Julio Aróstegui, títular de la cátedra de la memoria de la UCM, y a Jaime Ruiz, presidente de AMESDE. En el curso se abordó el tema de la represión durante la guerra civil y el franquismo desde una perspectiva muy completa, desde la historia y el derecho hasta la antropología y la arqueología y el pensamiento filosófico y sociológico. Un esfuerzo académico que demuestra cómo el tema del recuerdo y de la memoria va ganando densidad política pero asimismo profundidad teórica, pese a las críticas que la Ley de diciembre de 2007 ha ido cosechado, y no sólo desde la derecha franquista o el pensamiento "modernizador" felipista, sino también desde planteamientos maximalistas de izquierda. En el periódico hoy aparece la existencia de un homenaje separado por parte del PSOE y del PCE a las 13 rosas asesinadas por el franquismo. No es necesario comentar que desde Galicia este homenaje separado no se entiende ni se comprende. Como si la memoria histórica no suministrara lecciones muy claras en este terreno.

De los periódicos sale un ventarrón, el archivo de la causa contra el Presidente Camps. A veces se pregunta uno qué tipo de aparatos de justicia se han ido organizando en nuestro país, que interpretan la ley penal de una forma tan aparatosamente protectora de prácticas políticas dudosas. Como es tiempo de lecturas, el archivo de la causa coincide con la lectura de la novela de James Ellroy, Clandestino (1981). El tiempo de corrupción y de encubrimiento del crimen que se parapeta en el poder político y se apodera de él. Naturalmente en Los Angeles (USA), en el lejano año de 1951, donde los jueces prevaricaban y había escritores que lo reflejaban en sus novelas.

Y a propósito de lecturas, una recomendación : un texto breve de Belén Gopegui, Un pistoletazo en medio de un concierto, o acerca de escribir de política en una novela. No se lo pierdan. Está en la colección Foro Complutense, UCM, 2008. Ya hablaremos sobre esos mecanismos narrativos y su traslación a otros discursos.

3 comentarios:

Tocino de cielo dijo...

Me alegro, Antonio que continues tu actividad en tus vacacioens gallegas. Yo estoy en Coruña; no creo que nos veamos.

Anónimo dijo...

Yo también estuve por allí el día siguiente, excepcionales las ponencias de Ferrán Gallego y Julián Casanova. Una recomendación, no dejar de leer el libro de Ferrán Gallego, "El mito de la Transición". Abrazos estivales. Julián El Apóstata ( aunque no tanto ).

Don dijo...

He leído, Antonio, por esos mundos de fasebú que, dado su silencio, usted estaba tramando algo. Yo también estoy en Galicia, aunque mi cometido es albariñear. Seguiré sus recomendadas lecturas. Espero que entrambos no provoquemos una ligera oscilación de los precios de tan ricos caldos. Lluis Casas