sábado, 24 de octubre de 2020

CONSTITUCIÓN LABORAL Y ABOGADOS LABORALISTAS

 


 

CONSTITUCIÓN LABORAL Y ABOGADOS LABORALISTAS

 

Los abogados laboralistas han sido bajo la dictadura, el grupo humano que ha permitido defender en los tribunales las posiciones de los trabajadores, silenciadas con la violencia del poder económico y político, pero que sin embargo podían encontrar algún resquicio a partir de una lectura alternativa de la normativa laboral. En España, los abogados laboralistas – en cuyo colectivo las abogadas tuvieron desde su inicio un papel preponderante enormemente significativo - garantizaban la legalidad en el sentido de hacer posible el ejercicio de los derechos derivados del trabajo por muy raquíticos que éstos fueran, conseguían dar efectividad a las reclamaciones justas de los derechos de los trabajadores y trabajadoras bajo la dictadura. Ese mismo compromiso con la reparación cotidiana de la injusticia social fue asumido por los abogados laboralistas chilenos organizados a partir de la década de los 80 del pasado siglo en AGAL, Asociación Gremial de Abogados Laboralistas.

 

De un gran prestigio social y político, pero asimismo académico y profesional, AGAL ha sido un actor del cambio en Chile. Siempre críticos con el Plan Laboral de la Dictadura que marcó las líneas generales del sistema jurídico laboral sobre la base de la restricción ilegítima de los derechos colectivos y sindicales y la consagración de la unilateralidad empresarial en la configuración de la organización y dirección de los centros de trabajo, que nunca fueron traspasadas ni siquiera con la llegada de la Concertación al gobierno de la nación en la década de los 90 del siglo XX, AGAL  impulsó a través de su actuación la centralidad de la garantía judicial de los derechos laborales como una forma de crear el derecho privilegiando el aspecto interpretativo del mismo, revalorizando el papel de los llamados “operadores jurídicos” como agentes reales de creación del derecho y de realización de la justicia. Creciendo en su buena imagen, la Asociación ha sido invitada a entregar su opinión ante el Congreso Nacional en los proyectos de ley relacionados con las relaciones de trabajo.

 

Muchos de sus integrantes – cuyos nombres encontrará la audiencia de este blog al final de esta entrega – son amigos y compañeros al menos desde 1993, cuando tomamos contacto Joaquín Aparicio y el titular de este blog con la Asociación a través de un seminario internacional organizado por Telefónica de Chile con los sindicatos de esta empresa que no pudo terminarse ante la huelga de estos trabajadores. Ahí surgió una relación de amistad con Rafael Carvallo y Mónica Vergara, Maria Ester Feres entonces Directora General de Trabajo, pero también con Juan Gumucio, Diego Corvera y Rodrigo Morales, a los que fueron siguiendo un grupo cada vez más amplio de amigas y amigos chilenos que usaban el derecho laboral como forma de profundizar la democracia y contener la violencia cotidiana que trae aparejado un marco legal que favorece directamente la subordinación plena al poder privado del empresario.

 

Hoy, en la encrucijada que supone la votación del plebiscito en la que se puede arrumbar la Constitución pinochetista de 1980 a través de la formación de una Convención Constitucional o constituyente, compuesta por 155 personas elegidas en su totalidad por sufragio universal, en abril de 2021, fecha de las elecciones locales y regionales en el país, AGAL ha hecho público un comunicado, que reproducimos a continuación, en el que se posicionan en favor de una Constitución futura con un fuerte contenido laboral. Un texto constitucional que rompa la mirada neoliberal sobre el trabajo, considerado exclusivamente por su valor económico en un proceso de producción de bienes y de servicios en el que lo fundamental es la obtención de un beneficio, y que contenga normas de aplicación directa que permita garantizar derechos individuales y colectivos derivados del trabajo como pieza básica en la creación de la riqueza de la nación y como elemento imprescindible de la cohesión social.

 

Hoy es una mujer, Carmen Espinoza Miranda, la presidenta de la Asociación, y la evocación de la amistad y el compañerismo de tantos miembros de AGAL cuya firma avala este Manifiesto, se ha hecho patente en nuestros frecuentes encuentros intercontinentales durante todos estos años – que ni siquiera el Covid-19 ha interrumpido, solo transformado ahora en contactos audiovisuales a partir de webinarios y conversaciones en remoto –  y que enmarca esta entrada del blog, que quiere así reconocer el papel que estos abogados han desempeñado históricamente y siguen efectuando en defensa de los trabajadores y de la consecución de un marco democrático en las relaciones laborales.

 

¡!Por el triunfo del plebiscito, por una Convención constituyente que redacte una Constitución en la que se incluyan derechos laborales individuales y colectivos fundamentales, incorporando todo el contenido de la noción de trabajo decente de la OIT y garantizando los mismos de manera eficiente!! Todos esperamos los resultados del domingo 25 de octubre.


Nuestra Constitución LABORAL

 

Los abogados de la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas Laboralistas de Chile (AGAL) y demás firmantes votaremos APRUEBO y CONVENCION CONSTITUCIONAL, en el Plebiscito del 25 de Octubre.

 

Proponemos que la nueva constitución sea, también, LABORAL:

 

1.           Que tenga paridad de género y considere la participación de los pueblos originarios, de trabajadoras, trabajadores y sindicatos.

2.           Que reconozca la dignidad del trabajo, asegurando el descanso biológico, la vida familiar y el derecho al ocio, desarrollo y creatividad personal. Además de proteger la fuente de trabajo, deberá asegurar un ingreso mínimo universal, incluso para el cuidado familiar no remunerado, principalmente asegurado por las mujeres.

3.           Que proteja a quien lo necesite. A los trabajadores subcontratados, los falsos independientes o a honorarios y el trabajo a domicilio o de plataformas virtuales. A quien dependa, en definitiva, de una remuneración para sostener su vida.

4.           Que promueva la participación de los trabajadores en su propia empresa y persiga un verdadero diálogo social. Son los países con mas sindicatos y mas negociación colectiva, aquellos con más igualdad. Como en todo país civilizado, deberá fomentar la negociación colectiva por rama o sector y garantizar el derecho a huelga. Así, de paso, respetamos también los Convenios Fundamentales de la OIT.

5.           Que fortalezca la Dirección del Trabajo, la Justicia Laboral y garantice la protección los derechos laborales individuales y colectivos, castigando su violación.

6.           Finalmente, que consagre una auténtica Seguridad Social Pública. La pandemia nos ha enseñado con dolor que necesitamos con urgencia una Seguridad y Salud Laboral que asegure prestaciones médicas y económicas suficientes y un Régimen Previsional basado en la solidaridad y la equidad intergeneracional.

 

La actual Constitución Política no asegura la protección de ninguno de estos derechos, que llamamos a defender, mediante la opción Apruebo y Convención Constitucional, el próximo 25 de octubre.

 

Carmen Espinoza Miranda/ Rodrigo Garcia Oyanedel/ Lorena Aedo Rivera/ Romina Mardel Bravo/ Andres Rojas  Zuñiga/ Marcela Torres Acuña/ Ariel Rossel Zuñiga/ Rafael Carvallo Santelices/ Juan Sebastián Gumucio Rivas/ María Ester Feres Nazarala/ Rodrigo Morales Ortega/ Diego Corvera Vergara/ Rodolfo Caballero Muñoz/ Andrés  Cáceres Lorca/ Erika Diaz  Muñoz/ Miguel Acuña Garcia/ Carlos Arzola Burgos/ Felix Aviléz Fredes/ María Ignacia Caballero Ibarra/ Lorena Cajas Villarroel/ Cartes Saez Jose Luis/ José Francisco Castro Castro/ Hugo Cataldo Muñoz/ Mauricio Chocair Triviño/ Magaly Correa Farías/ Marcela Díaz Wicks/ Miguel Downey Rivera/ Claudio Fuentes Lira/ Oscar Emilio Gabler Pinto/ Susan Garate Tirado/ Sergio Gamonal Contreras/ Paulina Gonzalez Lorca/ Karem Gonzalez Berrios/ Katherine  Guerrero Vera/ Claudia Guzmán Miranda/ Pedro Guglielmetti/ Dagoberto Hernández Romero/ Diego López Fernández/ Josue Lopez Daniel/ Daniela Marzi Muñoz/ Gustavo Mendoza Acevedo/ Alejandra Morán Ledezma/ Gonzalo Morales Ortega/ Karina Muñoz Figueroa/ David Osorio Barrios/ José Tomás Peralta Martinez/ Teresa Poblete Troncoso/ José Portiño Cerda/ Paulo Quezada Alese/ Pablo Saball Astaburuagua/ Salas Santana Guacolda/ Francisca Sofía Sarrazin Valdovinos/ Santiago Trincado Moreno/ José Luis Ugarte Cataldo/ Paulina Vodanovic Rojas/ Rodrigo Pereira Estrada/ Javier Valencia Pozo/ Marcela Fernanda Vásquez Poblete/ Luis Villazon Leon/ Mónica Vogel Álvarez/ Manuel Woldarsky Gonzalez/ Tamara Yañez Guzman/ Pablo Marcial Zenteno Muñoz/ Cristian Zenteno Cereceda.

Octubre de 2020


2 comentarios:

Raúl Horacio Ojeda dijo...

Gracias Antonio por tus provocaciones. En Argentina tenemos una hermosa constitución desde 1994 que protege a las personas, entre ellas a las personas en situación de trabajo. Haría falta que sea cada vez menos letra de los Magistrados porque su aplicación sea menos resistida por los empresarios y más exigida por la administración. También corregir las secuelas neoliberales en la legislación de los 90 que han quedado, especialmente en los accidentes de trabajo.
Pero hay un tema que me gustaría proponerte, y es la de incluir la figura de un "ombudsman laboral" en tu Constitución ideal, para que quede alguien cuando los vientos económicos lleven a la administración y a los sindicatos amarillos a hacer la vista gorda.
Abrazo, querido amigo. No me olvido que te debo algunos Malbec.

ariana dijo...

Contar con un Abogado Madrides muy necesario en la capital delpais es donde suelen resolver muchas de las acusaciones y problemas por eso nada mejor que contar con uno eperimentado de la ciudad que conosca los beneficios y ventajas de la ciudad